fbpx

¿La muerte del baile social?

¿La muerte del baile social?

Ya ha pasado más de un año desgarrador para la mayoría de nosotros. 

La lamentable situación es que desde finales de marzo del 2020 no se han llevado a cabo clases sociales de salsa o bailes sociales. A menos que vivas con alguien que baila, no habrás bailado con una pareja durante más de un año. 

Necesitamos tocar, conectar, compartir experiencias con personas de ideas afines. Eso es lo que nos hace humanos.

Tenemos que volver a vivir nuestras vidas. La salud mental tiene un efecto directo sobre la salud física y la inmunidad.

El distanciamiento social NO ES NORMAL. Los barbijos  NO SON NORMALES.

No creamos ni por un momento que estas cosas son, han sido o deberían ser normales.

Por favor, no aceptemos esto como una «nueva normalidad en el mundo de la salsa».

Porque es anormal.

Causa división, desconexión y creo que afecta nuestra mente subconsciente de formas que quizás aún no conozca.

Durante las últimos meses, tu mente ha sido condicionada para creer que el contacto cercano con otras personas es peligroso.

Este condicionamiento no desaparecerá de la noche a la mañana, y algunas personas pueden tardar muchos años más en sentirse lo suficientemente seguras como para bailar en un espacio público. ¿De verdad quieres un lugar adecuado para bailar desinfectado en la que todos estemos enmascarados y abrazados unos a otros?

La dura realidad es que muchos lugares utilizados por los promotores de salsa y ritmos latinos pueden no sobrevivir. Aquellos que lo hagan pueden estar mucho menos abiertos a la realización de eventos, ya que tendrán que realizar sus propias evaluaciones de riesgo y tendrán sus propios requisitos de distanciamiento social. Es muy probable que insistan en los controles de temperatura en la puerta, el uso de barbijos y la vacunación cuando se implementen.

Los precios de los tragos en las barras serán más altos. Las tarifas de alquiler del lugar aumentarán y los promotores tendrán que traspasar el costo a los bailarines.

Muchos bailarines habrán perdido sus trabajos o negocios y es posible que no puedan permitirse asistir a tantos eventos. 

Esto no es pesimismo, es un escenario muy probable.

Necesitamos superar el miedo y comenzar a hacer planes para revivir pronto nuestras escena de baile de salsa y ritmos latinos, o nunca se recuperará.