Cuando bailar salsa es negocio

Sabíamos que bailar produce pasiones, emociones y deseos compartidos que faltan en la vida cotidiana de las personas, lo que les otorga un espacio para la expresión, lo que no sabíamos es que puede llegar a ser un buen negocio. Bailar salsa es objeto de estudio para las empresas que quieren lanzar un producto o servicio en el mercado.

Para asegurar el éxito en una estrategia de marketing, en parte, radica en poder segmentar específicamente el mercado total. Dentro de las segmentaciones, hay 5 tipos que son la geográfica, sociocultural, psicológica, situación y utilización.

En la segmentación sociocultural, en este punto, el sentido va hacia las variables sociológicas y antropológicas de las personas (clase social, valores, entre otras).

 Aquí, quiero remarcar, en una investigación realizada por la Universidad de Strathclyde, Reino Unido, llevado adelante por los doctores Kathy Hamilton y Paul Hewer, el estudio llamado “La Magia de la Salsa: Un análisis exploratorio de la experiencia de la Salsa”, puede leer en el siguiente link NA-Advances in Consumer Research (Vol. 36), sobre el impacto de las personas que se mueven en el mundo de la Salsa que puede agruparse en un segmento homogéneo y son un caso de estudio.

Esto que significa, que los salseros tienen una importancia para las empresas que quieren desarrollar un mercado para sus productos.

Este estudio realizado a través de un análisis etnográfico apoyado en el éxito del método de análisis Kozinets, basado en una descripción de las personas que ingresan a internet y dejan sus comentarios y hacen opiniones en lugares específicos, paginas web, Chat, etc.

Lo que quiero remarcar, no es el análisis científico del estudio, sino llevarlo a las personas que bailan salsa y la influencia que pueden llegar a tener en las otras personas.

El sexo vende, pero bailar también

El sexo vende, y también lo hace bailar. ¡Quizás sea porque los dos tienen mucho en común! Los investigadores observan que el uso del baile para atraer a los consumidores ha sido una tradición de larga data, citando la campaña iPod “Silhouettes”  de la empresa Apple entre tantas empresas importantes, que buscan causar efecto en su mercado, creando escenas de baile especialmente porque la danza es una exposición de culturas (y culturas de consumo). Como el baile “promete transformación y trascendencia”, tiene el poder de cambiar el pensamiento de los consumidores.

Bailar tiene la capacidad de “disipar y superar contradicciones”, y es por eso que es tan popular en publicidad y cine. En este estudio basado en datos de las charlas que tienen las personas en Internet, los investigadores revelaron tres temas críticos: la experiencia de la salsa, hablar de la “magia de la salsa” y cómo la música, el cuerpo y el yo se cruzan.

Los investigadores observaron que los gestos del cuerpo siempre han sido clave para la forma en que construimos, reconstruimos y vemos a la sociedad (¡solo mire a los antiguos chamanes!).

“La cultura de la salsa siempre ha ofrecido un terreno rico y fértil para la trascendencia de las formas culturales … Sobre la base de estudio exploratorio de la experiencia del baile, revelamos en este estudio cómo las formas de baile como la salsa tienen sus raíces en una renegociación de la relación de nuestro propio cuerpo y con los demás “, concluyen los investigadores.

Necesitamos movimiento en nuestras vidas todos los días, suplica los investigadores. Es cómo liberarnos y trascender, a través de una técnica y un estilo de baile, pueden ayudarnos a vivir mejor.

Nuestro deseo de bailar es una respuesta a la necesidad de liberarse de las estructuras existentes, ofreciendo una “liberación imaginativa”. Obtener un contacto visual, contacto táctil y, finalmente, una conexión de magia con tu pareja a través de su cuerpo. Es natural y común olvidarse de uno mismo en las pistas de baile, y esa pérdida temporal es un gran logro. Sin el uso de la intervención consciente, obtienes fluidez de todo el cuerpo y liberas la mente.

¿Quién podría imaginar que investigadores de una universidad importantes ahora pueden respaldar a través de un estudio lo que todos los salseros del mundo ya conocen desde hace mucho tiempo?

Que bailar salsa, sana, conecta y nos ayuda a redefinir quienes somos e incluso en nuestra cultura. A seguir bailando.

Autor: Sergio L. Garro @slgarro